Nutrición

Desayunar o no desayunar ¿Qué es más saludable?

Desayunar o no desayunar
No desayunar puede ser mejor para tu salud. Es un mito que sea la comida más importante del día. De hecho, lo que desayunas puede que ni siquiera sea comida en realidad.

Independientemente de lo que hasta la fecha escuchamos como consejo nutricional, desayunar no es necesariamente una comida obligatoria. De hecho, biológicamente puede ser la menos importante. Y mucho menos si consideramos que lo que estamos acostumbrados a relacionar con el desayuno son alimentos muy poco saludables.

Este detalle es una de las razones por las que puede ser mejor para nuestra salud saltarnos el desayuno. Así que la famosa frase “el desayuno es la comida más importante del día”, ahora sabemos es solamente un mito que ha perdurado por las razones incorrectas.

El desayuno común no es saludable

Si lo que conoces como desayuno y consideras saludable por la mañana, apurad@ antes de salir al trabajo o a la escuela es un cereal, unos hot cakes, un waffle, un sándwich de mermelada y un café, mejor no desayunes.

Toma tu café y sal de tu casa. Sirve que llegas un poco menos tarde.

La idea de que el desayuno sea una carga de carbohidratos es conveniente solamente para las empresas que venden cereales, harinas, azúcares, leches y productos procesados basados en estas, con la idea de que son un desayuno práctico y hasta saludable.

Por esto, siempre han sido las principales promotoras de la idea de que el desayuno es la comida más importante del día. Que nos digan que “sin cereal tu cuerpo no jala” es uno de muchos ejemplos de cómo la industria la promueve. Y nutriólogos y médicos también se subieron al carro, promoviendo desde las recomendaciones oficiales que el desayuno “balanceado” es obligatorio.

Desayunar Carbohidratos

Desayunar no te ayuda a adelgazar

Desmitifiquemos ahora otro de los grandes mitos: que quienes desayunan mantienen un peso más saludable. Es decir que, si sufres de sobrepeso u obesidad, desayunar te ayudará a quemar calorías.

Es común creer que quienes desayunan, en general, tienden a ser más saludables comparados con quienes se saltan el desayuno. Esto lo han encontrado varios estudios. Sin embargo, relación no es lo mismo que causa.

Estudios posteriores, mejor diseñados y más controlados ya han encontrado que para el peso y la salud no importa si desayunas o no. La relación encontrada en los primeros estudios es mucho más atribuible al hecho de que en general quienes desayunan tienen además otros hábitos que les ayudan a mantener un peso saludable.

Es decir que, así como establecieron su hábito de desayunar, también establecieron, por ejemplo, los hábitos de hacer ejercicio y alimentarse saludablemente.

Y antes de que recuerden otro mito: no, desayunar no le sirve al organismo para “arrancar el metabolismo” del día.

Saltarte el desayuno puede ser mucho mejor para tu peso y tu salud

Por las mañanas el cuerpo humano tiene la tendencia natural a utilizar las reservas energéticas gracias al cortisol. Esta hormona se dedica desde temprano a quemar grasas y azúcares guardadas para que el resto del cuerpo las utilice como energía para iniciar el día.

Esta es una de las principales razones por las que uno de los más efectivos métodos utilizados por quienes practican el ayuno intermitente es simplemente saltarse el desayuno y comer solamente una o dos veces al día. De esta manera están aprovechando este mecanismo del cuerpo que les ayuda a mantener un peso y un nivel energético saludables.

Además, contrario a la idea común de que “si no desayunas comerás más”, estudios han demostrado que saltarte el desayuno puede reducir el consumo de hasta de 400 calorías al día. Y si sabes que tienes peso de más, es un buen punto para aprovechar.

Si te interesa conocer más detalles sobre los beneficios del ayuno en la salud, ya hemos abordado el tema desde varios ángulos, ya que, llevado adecuadamente, es una efectiva forma de perder peso y mejorar la salud metabólica.

Saltarte el desayuno puede ser más saludable

“Pero me dará más hambre más tarde”

Si aun sabiendo todo lo que analizamos hasta ahora, consideras que no desayunar te hará sentir mal emocionalmente y con hambre toda la mañana, debemos aceptar que algunas personas sufrirán de esos y otros efectos, como dolores de cabeza, bajones en niveles de glucosa, mareos y falta de concentración.

Sin embargo, estos efectos no se deben al hecho de no haber desayunado, sino que son señal de una deteriorada salud metabólica. En otras palabras: si te sientes mal cuando no desayunas es porque no te alimentas bien, y seguramente porque tienes otros malos hábitos. No es culpa de haberte saltado el desayuno, sino de que lo que estás acostumbrad@ a comer no es saludable.

Las personas con una pobre salud metabólica pueden sentir que no desayunar no es para ellos, debido a su resistencia a la insulina, lo que los hace depender de la glucosa de alimentos ricos en carbohidratos fácilmente digeribles. Y, en consecuencia, de energía que se termina rápidamente.

Así que, de nuevo: hot cakes no son un desayuno saludable. Ni siquiera son comida en realidad, si no, como dice Michael Pollan, son “productos comestibles parecidos a comida”.

Si puedes desayunar, desayuna esto

Desayunar es una invención moderna. Por miles de años nuestros ancestros no lo necesitaron ni para sobrevivir, ni para mantener una óptima salud. De hecho, como menciona Max Lugavere, autor de Genius Foods, “si de desayunar hubiera dependido la sobrevivencia del ser humano, no estaríamos aquí”.

De modo que desayunar es opcional. Si puedes o quieres, adelante. De hecho, un desayuno adecuado y nutritivo puede darte energía suficiente y prevenir que comas de más el resto del día. Pero la palabra clave es: nutritivo.

Y el desayuno más nutritivo que puedes consumir es uno rico en proteínas y muy bajo en carbohidratos refinados. Y si puedes, incluye una ensalada de hojas verdes con aceite de oliva.

Aunque no te gusten los huevos o el yogurt, o no tengas tiempo de cocinar, puedes armar un desayuno completo tomando en cuenta que debe incluir proteína, grasas saludables y fibra.

Y ya que este tema tiene mucho más que podemos abordar, en otro artículo analizaremos los mejores alimentos para incluir en el desayuno.

Desayuna proteína

Referencias
Azevedo, F., Ikeoka, D. & Caramelli, B. (1992). Effects of intermittent fasting on metabolism in men. Revista da Associação Médica Brasileira, 59(2):167-73. doi: 10.1016/j.ramb.2012.09.003
Barnosky, A., Hoddy, K., Unterman, T. & Varady, K. (2014). Intermittent fasting vs daily calorie restriction for type 2 diabetes prevention: a review of human findings. Translational Research, 164(4), 302-11. doi: 10.1016/j.trsl.2014.05.013
Brown, A., Bohan, M., & Allison, D. (2013). Belief beyond the evidence: using the proposed effect of breakfast on obesity to show 2 practices that distort scientific evidence. The American journal of clinical nutrition, 98(5), 1298–1308. doi:10.3945/ajcn.113.064410
Dhurandhar, E., Dawson, J., Alcorn, A., et al. (2014). The effectiveness of breakfast recommendations on weight loss: a randomized controlled trial. The American journal of clinical nutrition, 100(2), 507–513. doi:10.3945/ajcn.114.089573
Fung, J. & Moore, J. (2016). The Complete Guide to Fasting. Las Vegas, NV: Victory Belt.
High Intensity Health (2018). Fasting Benefits The Brain w/ Max Lugavere.
Levitsky, D. & Pacanowsky, C. (2013). Effect of skipping breakfast on subsequent energy intake. Physiology & Behavior, 119, 9-16. doi: 10.1016/j.physbeh.2013.05.006
Lugavere, M. & Grewal, P. (2018). Genius Foods: Become Smarter, Happier, and More Productive While Protecting Your Brain for Life. New York, NY: HaperCollins.
Mind Pump TV (2018). The BEST Brain Boosting Breakfast (Genius Foods) | Max Lugavere
Pollan, M. (2009). In defense of food: an eaters manifesto. London: Penguin Books.
Rampersaud, G., Pereira, M., Girard, B., et al. (2005). Breakfast habits, nutritional status, body weight, and academic performance in children and adolescents. Journal of the American Dietetic Association,105(5), 743-60. doi: 10.1016/j.jada.2005.02.007

Nelson Razo

Periodista y blogger de divulgación científica. Estudiante de Nutrición Aplicada enfocado en temas de medicina evolutiva. Experto en branding y marketing digital que disfruta del running y la lectura. Editor de elraptorblog.com. @raptoredge en Twitter.

Comentar

Escribe un comentario

Deja un comentario

Subscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestros artículos.

Publicidad