Fitness Nutrición

El músculo no se pierde con el ayuno

El ayuno y el músculo
Estudio corrobora que es un mito: ayunar y hacer ejercicio en realidad no promueve la quema de proteína proveniente de los músculos. No existiéramos si así funcionara el cuerpo humano.

Muchos hemos escuchado el consejo tradicional que dice que si mezclas ejercicio y ayuno, perderás no solo grasa sino además músculo. La lógica detrás de esto es que cuando el cuerpo no está recibiendo alimento del cual conseguir energía, conseguirá esa energía quemando proteínas provenientes del músculo.

Todos lo hemos creído en algún momento, y hasta la fecha se sigue pregonando en los gimnasios. Sin embargo investigaciones recientes están desmitificando esta “verdad” en relación con la técnica nutricional que está creciendo en los últimos años, el ayuno intermitente.

Evaluando el consejo tradicional

Ya hemos abordado los beneficios del ayuno y cómo es que ayuda a controlar los niveles de insulina, lo que mejora el metabolismo y promueve la quema de calorías extra en forma de grasa. En pocas palabras, ayunar es beneficioso para nuestro organismo. Sin embargo, existe la creencia de que ayunar no solamente reduce la grasa, sino también el músculo, de modo que en este régimen lo menos que se debe hacer es ejercicio intenso.

Para evaluar la precisión de esta creencia, un grupo de investigadores liderados por la Dra. Tatiana Moro de la Escuela de Profesionistas de la Salud de la Universidad de Texas, consiguieron a 34 hombres que se ejercitaban en resistencia y los dividieron en dos grupos. Uno de los grupos seguiría un régimen de ayuno intermitente, comiendo solamente en el intervalo de 8 horas y ayunando las siguientes 16. El otro comería normalmente tres comidas al día, a las 8 de la mañana, a la 1 de la tarde y a las 8 de la noche. Ambos comerían los mismos alimentos en las mismas cantidades.

El ayuno y el músculo

Los resultados del experimentos, publicados en el Journal of Translational Medicine, reportaron que al final de las 8 semanas que duró el estudio, de hecho ambos grupos mantuvieron las mismas cantidades de músculo. Nada cambió en cuanto a quema de proteína del músculo.

Lo que sí fue diferente fue la cantidad de quema de grasa: el grupo del ayuno intermitente terminaron perdiendo más que el grupo alimentado tradicionalmente. Los que ayunaron perdieron 16.8% de grasa corporal, y los que comieron normalmente solamente perdieron 2.4%.

Así que, olvida el consejo tradicional. Ayunar intermitentemente y hacer ejercicio no promueve la quema de músculo. De hecho, si lo pensamos un poco, no tendría por qué hacerlo desde el punto de vista evolutivo.

Solo pregúntate: ¿que le hubiera pasado a nuestros ancestros si cuando tardaban en conseguir comida se hubieran quedado sin músculo para seguir buscando un conejo o un venado hasta que lo encontraran?

Analizaremos el tema en mayor detalle en un siguiente artículo.

Referencias
DeLaure, T. (2018). Fasting: Can You Build Muscle or Do You Lose it?
Moro, T., Tinsley, G., Bianco, A., Marcolin, G., et al. (2016). Effects of eight weeks of time-restricted feeding (16/8) on basal metabolism, maximal strength, body composition, inflammation, and cardiovascular risk factors in resistance-trained males. Journal of Translational Medicine, 14, 290. doi: 10.1186/s12967-016-1044-0

Nelson Razo

Periodista y blogger de divulgación científica. Estudiante de Nutrición Aplicada enfocado en temas de medicina evolutiva. Experto en branding y marketing digital que disfruta del running y la lectura. Editor de elraptorblog.com. @raptoredge en Twitter.

Comentar

Escribe un comentario

Deja un comentario

Subscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestros artículos.

Publicidad