Fitness

Cómo mantenerte 30 años más joven

30 años más joven
Puedes tener 70 años en un cuerpo con la salud de alguien 30 años más joven. Científicamente comprobado. Y la clave es muy simple.

Es un hecho de la vida que la gran mayoría de los seres vivos, incluidos los humanos, después de nacer pasamos por un proceso de envejecimiento a lo que llamamos vida. Y puesto de esta manera, puede sonar muy pesimista, pero el envejecimiento de todas nuestras células está prácticamente codificado en ellas y, como se dice coloquialmente, nacimos para envejecer. ¿Cómo entonces podemos obtener la salud de alguien 30 años más joven?

¿Notaron que escribí “la gran mayoría de los seres vivos”?

No es un hecho muy conocido, y de hecho se sigue estudiando, pero envejecer no es necesariamente una regla tajante para la vida. Al menos no para todos los tipos de vida. Existe, por ejemplo, un pólipo de agua dulce (Hydra magnipapillata) que puede vivir no 100 ni 500, sino 1400 años. Además, existen seres vivos que, vivan mucho o no, con el paso del tiempo no envejecen e inclusive son más “aptos” conforme pasa el tiempo.

Eso es fascinante, pero ¿de qué nos sirve saber eso? Nos sirve para entender fácilmente un concepto: el envejecimiento con la edad, como la mayoría de las cosas, depende de las circunstancias. Es decir que hasta el proceso natural de envejecimiento depende de cómo vivimos.

El mejor hábito que puedes adoptar

El hecho de que el envejecimiento también dependa de las circunstancias es importante de entender para nuestro caso, debido a que nosotros tampoco tenemos que morir a los 75 años como lo establece el promedio. Y ni siquiera tenemos que envejecer tan rápido como la mayoría.

Seguramente hemos escuchado que el ejercicio es importante para mantener una buena salud. Inclusive puedes haber escuchado o leído por ahí que hacer ejercicio es lo mejor que puedes hacer por tu salud. Y es cierto. También es cierto que hacer ejercicio sería una circunstancia de la vida.

Después de los resultados de un reciente estudio sobre el impacto de la actividad física en el proceso de envejecimiento, ese consejo tan convencional que ya es cliché y al cual tendemos a hacer a un lado por las comodidades de no movernos, cobra una nueva vida, podríamos decir.

30 años más joven a los 70

En un estudio publicado en el Journal of Applied Physiology, los autores se dieron a la tarea de investigar a personas quienes comenzaron a ejercitarse con el boom de la actividad física de los años 70’s, la mayoría personas que adoptaron el hábito de correr como hobby.

Así, encontraron a 28 hombres y mujeres ya entrados en los 70 años, quienes se habían ejercitado constantemente por los últimos 50 años. Y para utilizar como control, consiguieron a dos grupos más: un grupo de las mismas edades pero que no se habían ejercitado constantemente, y otro de jóvenes de no más de 30 años.

Y aunque ya se sabía que el ejercicio es clave para mantener una buena salud, los resultados obtenidos sorprendieron más de lo esperado: analizando la masa muscular de todos los individuos en el estudio encontraron que las células de los viejos activos se parecían a las de los jóvenes de menos de 30 años.

Así, comparando su capacidad aeróbica, calcularon que el grupo de viejos activos tenían una salud cardiovascular equivalente a alguien 30 años más joven, lo que nos hace reconsiderar lo que significa “envejecer normalmente”.

Sólo necesitas 20 minutos

En gran parte gracias al bestseller “Los Primeros 20 Minutos” de la periodista de salud del New York Times, Gretchen Reynolds, ahora sabemos que la idea de llevártela en el gimnasio dos horas al día para estar en forma es contraproducente para la gran mayoría, porque les hace creer que se necesita todo ese tiempo de actividad física para ser saludables.

“La gente debería entender que, con 20 minutos inclusive divididos 10 minutos dos veces al día, pueden conseguir los beneficios para la salud como disminuir los riesgos de la obesidad, los problemas del corazón y la diabetes“, explica Reynolds. Y ya debemos saber que estos tres problemas son ya las principales causas de muerte, discapacidad e infelicidad en casi todo el mundo.

Así es que inclusive solamente 20 minutos al día de actividad física moderada o intensa, te pueden reportar con el paso del tiempo (adoptándolo como hábito) la salud necesaria para vivir una vida sana, evitando enfermedades tanto crónicas y mortales como las más típicas que afectan tu productividad y tu calidad de vida.

Ahora bien, ¿qué tipo de actividad física es la más recomendable para esos 20 minutos al día y para conseguir la salud de alguien 30 años más joven?

Lo mejor que puedes hacer

La pregunta obligada para quienes saben que existen dos tipos de ejercicio: ¿es mejor hacer cardio o levantar peso? Y la respuesta que a muchos no les gusta es: necesitas ambos. Si quieres aprovechar esos 20 minutos al día, lo mejor es mezclar o intercalar los dos tipos de ejercicio. ¿Por qué?

Simple: porque nuestro cuerpo para ser saludable por mucho tiempo necesita tanto ejercitar el corazón (con ejercicio cardiovascular), como construir y mantener músculo (con ejercicio de levantamiento de peso). Es decir que no debes buscar salvarte de alguno de los dos.

Fuimos diseñados por la evolución tanto para mantenernos en movimiento como para levantar cosas, y emular esas circunstancias es lo que significa un adecuado hábito de actividad física. Aunque no tiene que ser ejercicio muy intenso. Pero sí consistente. De muy poco te servirá hacer ejercicio intenso solamente una vez a la semana. O al mes.

Como lo resume Reynolds, “puedes caminar por 10 minutos dos o tres veces a la semana, o baja y sube las escaleras más seguido. Y no tienes que ir al gimnasio, tu cuerpo pesa. Haz lagartijas. Todo se acumula; pero haz algo“.

Puede que no lleguemos a vivir 400 años como el tiburón de Groenlandia, pero con el compromiso con una vida sana y activa, con los correctos hábitos, podríamos fácilmente pasar los 100. O al menos disfrutar a los 70 con la salud de alguien 30 años más joven.

Referencias

Abaduto, S. (2015). Gretchen Reynolds Author “The First Twenty Minutes”. https://youtu.be/Fh5O2uMmysg

Fabian, D. & Flatt, T. (2011) The Evolution of Aging. Nature Education Knowledge 3(10):9. https://www.nature.com/scitable/knowledge/library/the-evolution-of-aging-23651151

Feltman, R. (2014). This Tiny Animal Can Live an Estimated 1,400 Years. Scientific American. https://www.scientificamerican.com/article/this-tiny-animal-can-live-an-estimated-1400-years/

Gries, K., Raue, U., Perkins, RK., Lavin, KM., et al. (2018). Cardiovascular and skeletal muscle health with lifelong exercise. Journal of Applied Physiology. DOI: 10.1152/japplphysiol.00174.2018

Huges, V. (2013). Why Do We Age? A 46-Species Comparison. National Geographic Science & Innovation. https://www.nationalgeographic.com/science/phenomena/2013/12/08/why-do-we-age-a-46-species-comparison/

Jones, O., Scheuerlein, A., Salguero-Gómez, R., Camarda, CG., et al. (2013). Diversity of ageing across the tree of life. Nature, 505, 169-173. https://www.nature.com/articles/nature12789

Reynolds, G. (2014). Los Primeros 20 Minutos. México: Grijalvo Vital.

Reynods, G. (2018). Regular Exercise May Keep Your Body 30 Years ‘Younger’. The New York Times. https://www.nytimes.com/2018/11/21/well/move/regular-exercise-may-keep-your-body-30-years-younger.html

Nelson Razo

Periodista y blogger de divulgación científica. Estudiante de Nutrición Aplicada enfocado en temas de medicina evolutiva. Experto en branding y marketing digital que disfruta del running y la lectura. Editor de elraptorblog.com. @raptoredge en Twitter.

Comentar

Escribe un comentario

Deja un comentario

Subscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestros artículos.

Publicidad