Salud

Obesidad transmite más COVID19

Más obesidad más trasmisión de COVID19
Investigadores mexicanos encuentran que las personas con mayor índice de masa corporal, y especialmente con obesidad, son hasta 11 veces mayores transmisores de SARS-Cov2.

Ya lo sabíamos. Pero es bueno que estudios ya estén publicándose sobre la relación directa entre COVID19 y la obesidad. Y en México.

Una carta al editor publicada en el International Journal of Obesity, aporta a la evidencia de que las personas con obesidad infectadas con SARS-CoV2, transmiten la enfermedad a más personas, en comparación con las de peso considerado normal. La publicación, como comentan los autores, fue respuesta a un estudio de revisión de la Universidad de Ciencias Médicas de Terán publicado en 2021, que detallaba la evidencia sobre la influencia la obesidad en la infección por SARSCoV2.

El análisis de datos del estudio, liderado por la Dra. Daniela de la Rosa, se llevó a cabo con información de rastreo exhaustivo de contactos de 218 trabajadores de la salud del Hospital Infantil de México Federico Gómez que resultaron contagiados de COVID-19.

Más obesidad, más contagios

En su análisis encontraron que los profesionales de la salud con obesidad (BMI mayor de 30) infectaron a dos o más de sus compañeros de trabajo. Más específicamente, de los trabajadores con obesidad el 25% transmitieron el virus a 2 o más personas, mientras que solamente el 3.47 % de los trabajadores de peso normal transmitieron el virus en la misma proporción.

Un BMI normal se considera entre 18.5 y 24.9 kg/m2, y es la proporción general saludable entre altura y peso. De 25 a 29.9 se considera sobrepeso, y de 30 en adelante obesidad.

En otras palabras, la obesidad se relaciona positivamente con el riesgo de transmisión de la infección. Entre más obesidad, más transmisión del virus a otras personas; en general 9 veces mayor probabilidad de transmisión, en comparación con las personas de peso normal.

Y para quienes les gustan los detalles, cuando los investigadores ajustaron los datos tomando en cuenta edad, género, comorbilidades y síntomas, el riesgo aumentó a 11 veces.

Nunca fue conspiración

Aunque los medios dec omunicación y las autoridades de salud se negaron a promoverlo, no es y nunca ha sido una conspiración el asegurar que COVID-19 sí discrimina y significa mayor riesgo para las personas metabólicamente poco saludables.

Existe evidencia desde principios de la pandemia, y de hecho desde antes. Porque lo mismo sucede con otros coronavirus y virus respiratorios similares.

Ya se sabía que las personas con problemas metabólicos, como con sobrepeso u obesidad, batallan más con la infección, y en consecuencia pueden mantener más tiempo el virus, siendo focos de infección prolongada, en comparación con quienes se recuperan pronto después de ser infectados, como las personas metabólicamente saludables. Un estudio chino, también del año pasado, con 57 pacientes ya había corroborado esto sobre el SARS-CoV2.

Obesidad y COVID19

Razón para reducir la obesidad

¿Que nos debe dejar esta nueva evidencia? Que reduciendo tu sobrepeso u obesidad reducimos la probabilidad, no solamente de que la enfermedad sea grave, sino además de transmitir el patógeno a más personas.

En palabras coloquiales y sin intención de descalificar: si tienes sobrepeso u obesidad, y deseas o te preocupa aplanar la curva de la epidemia, debes ocuparte de aplanar tus propias curvas.

Este siempre debió haber sido el mensaje del sistema y las autoridades de salud pública. La evidencia era suficiente desde el principio, y esta nueva evidencia solo lo confirma.

Cuidándote cuidas a los demás, literalmente

Recuerda: no haces tu parte por mitigar la pandemia solamente poniéndote cubrebocas y vacunándote. También, y con mayor razón, haces tu parte siendo metabólicamente saludable.

Quizá la mayor difusión de esta información pueda ayudar a algunas personas a por fin ocuparse por bajar esos kilos de más. Porque ocupándote de tu salud te ocupas también de la de los demás.

Y en muchos aspectos, no solamente en cuanto a la pandemia de covid19. Lo que veremos en otro artículo.

 

Referencias
Aghili, S., Ebrahimpur, M., Arjmand, B., Shadman, Z., et al. (2021). Obesity in COVID-19 era, implications for mechanisms, comorbidities, and prognosis: A review and meta-analysis. International Journal of Obesity, 45(5), 998–1016. https://doi.org/10.1038/s41366-021-00776-8
de la Rosa, D., Ortega, F., González, N., Saldívar, S., & Guerrero, A. (2022). Correlation between body mass index and COVID-19 transmission risk. International Journal of Obesity. https://doi.org/10.1038/s41366-022-01215-y
Zhang, X., Lin, B., Yang, G., Liu, L., et al. (2021). Delayed SARS-CoV-2 Clearance in Patients with Obesity. Infection and Drug Resistance, 14, 2823. https://doi.org/10.2147/IDR.S319029

Nelson Razo

Nutriólogo y divulgador de la ciencia enfocado en salud metabólica y promoción de la salud pública. Experto en branding y marketing digital que disfruta del running, la lectura y la investigación.

Comentar

Escribe un comentario

Deja un comentario