Salud

Cuídate de la variante Delta

Cuídate de la variante Delta
La variante Delta aprovecha que un sistema inmunitario comprometido reduce la efectividad de la vacuna. Ya lo sabíamos, pero ahora es la razón de la actual ola de contagios. Y los medios siguen enfocándose en la vacuna.

Los “casos de ruptura”, como se les conoce a las personas que resultan enfermas de COVID19 aun después de haber sido vacunadas, cada vez son más. Esto se reporta en los medios en los últimos meses cada vez más seguido en relación con la variante de SARSCoV2 de mayor preocupación, la popularmente conocida como Delta.

Y es cierto. Pero esos reportes mediáticos no nos dicen la realidad completa. Y mucho más importante de conocer. ¿Cual es?

Los medios y la variante Delta

Casi todos los días escuchamos en los últimos meses que “la variante Delta” está enfermando hasta a los vacunados y cada vez son más los casos. Esto obviamente alerta a las personas y aumenta la ansiedad de por sí ya alta con todo lo que ha pasado con la pandemia.

Sin embargo, sin entran en tantos detalles, es necesario conocer ciertos puntos que necesitamos tomar en cuanta cada vez que escuchamos estas “noticias”:

  • La gran mayoría de los casos de enfermedad en personas vacunadas, no llegan a ser graves. Ni siquiera terminan en el hospital. Y este es el objetivo de las vacunas: evitar los casos graves y las muertes. Pero en ese punto no se enfocan las noticias y los chismes en las redes ¿verdad?
  • Obviamente mientras más avanza la aplicación de las vacuna (la que sea) en el mundo, más personas que ya están vacunadas van a resultar contagiadas, y en consecuencia se puede reportar que “el numero de contagiados vacunados va en aumento”. Esto no es en realidad ni noticia ni importante por sí mismo.
  • Antes de la famosa Delta (la variante B.1.617.2), el 99.5% de quienes morían de COVID19 no tenían la vacuna.
  • Aun tomando en cuenta que esta variante es más contagiosa y parece haber evolucionado maneras de lidiar contra las vacunas, estas siguen previniendo los casos severos en alrededor del 90%.
  • De modo que la vacuna, cualquiera, sigue reduciendo la severidad de la enfermedad, y mucho más el riesgo de morir de COVID-19. Que es precisamente para lo que se diseñaron las vacunas lo más rápido posible, no para ser inmunes. Así que en cuanto puedas vacúnate.

Vacuna contra COVID19

La verdadera razón de preocupación por la variante Delta

Pero también hay que tomar en cuenta el otro lado de la moneda: la variante Delta es materia de preocupación no porque “haga a las vacunas inefectivas” (eso ya vimos que no es cierto), sino porque el virus sigue evolucionando.

Y la población y los gobiernos siguen confiando solamente en la vacuna.

¿Por qué es tan importante esto? Porque no podemos ni debemos depender de una vacuna, cuando la razón de que COVID19 se haya convertido en pandemia es que cada vez más personas en el mundo tienen una precaria salud metabólica e inmunitaria. ¡Vacunados o no vacunados!

Esto solamente extiende la duración de los estragos de la pandemia, con o sin vacunas. Porque así como esta variante Delta ahora produce hasta 1000 veces más carga viral que la versión original del virus, así puede seguir aumentando en esa y en otras características que la harán ir a la par de las vacunas. O superarlas.

Además, recordemos que sigue existiendo mucha población aun no vacunada, en quienes las nuevas variantes resultarán cada vez más graves, y quienes mientras no se vacunen seguirán siendo vectores de la enfermedad.

Afortunadamente las personas más vulnerables ya han sido vacunadas en muchos países, lo que ha limitado los casos mortales de la infección con la nueva variante.

Gravedad de COVID19

Más vulnerables de lo que aceptamos

No olvidemos que no se requiere ser de la tercera edad para ser población vulnerable: lamentablemente gran porcentaje de la población menor de 65 años, inclyendola juventud, es vulnerable debido a que padecen de una o más condiciones cónicas como obesidad, diabetes, hipertensión, hígado graso, cáncer etc.

Y como ya hemos visto en otros videos y artículos, la efectividad de cualquier vacuna disminuye en personas metabólicamente enfermas.

Nunca olvidemos que la clave de que esta pandemia siga siendo problema es la mezcla de dos circunstancias: el virus se adapta más rápido que lo que el mundo se puede vacunar, y la población de muchos países no cuenta con un sistema inmunitario eficiente debido a disfunción metabólica. Por esto se considera más bien una sindemia.

Tan simple y tan complejo como esto. Pero eso no escuchamos en las noticias ni vemos en las redes sociales, ¿verdad?

De modo que, la variante Delta es de preocupación, no porque haga a las vacunas inútiles (hasta ahora esto no es cierto), sino porque es solamente un ejemplo de que mientras no hagamos lo que en realidad sirve para reforzar las defensas de la población naturalmente, dependeremos de las vacunas, de los “refuerzos”, y solamente seguiremos fomentando que el virus no se adapte simbióticamente al ser humano.

La solución última a la pandemia

¿Que es lo que debemos hacer personalmente y como población, vacunados o no? En una sola frase: hacer todo a nuestro alcance para mejorar nuestra salud.

Especialmente eso que a lo que le sacamos la vuelta, como dejar los alimentos convenientes pero no saludables, y hacer ejercicio todos los días. No hay mejor manera de tener un sistema inmunitario preparado para la esta y para la siguiente pandemia.

 

Referencias
Bernal, J., Andrews, N., Gower, C., Gallagher, E., et al. (2021). Effectiveness of COVID-19 vaccines against the B. 1.617. 2 variant. medRxiv. https://doi.org/10.1056/NEJMoa2108891
Boyarsky, B., Werbel, W., Avery, R., Tobian, A., et al. (2021). Antibody response to 2-dose SARS-CoV-2 mRNA vaccine series in solid organ transplant recipients. Jama, 325(21), 2204-2206. doi:10.1001/jama.2021.7489
Li, B., Deng, A., Li, K., Hu, Y., et al. (2021). Viral infection and Transmission in a large well-traced outbreak caused by the Delta SARS-CoV-2 variant. medRxiv. https://doi.org/10.1101/2021.07.07.21260122
Mittelman, M. (2021). Getting the COVID-19 vaccine as a transplant patient. BMJ Evidence-Based Medicine. http://dx.doi.org/10.1136/bmjebm-2021-111740
Thompson, M., Burgess, J., Naleway, A., Tyner, H., et al. (2021). Prevention and Attenuation of COVID-19 by BNT162b2 and mRNA-1273 Vaccines. N Engl J Med, 385, 320-329. https://doi.org/10.1056/NEJMoa2107058
Werbel, W., Boyarsky, B., Ou, M., Massie, A., et al. (2021). Safety and Immunogenicity of a Third Dose of SARS-CoV-2 Vaccine in Solid Organ Transplant Recipients: A Case Series. Annals of Internal Medicine. https://doi.org/10.7326/L21-0282

Nelson Razo

Periodista y blogger de divulgación científica. Estudiante de Nutrición Aplicada enfocado en temas de medicina evolutiva. Experto en branding y marketing digital que disfruta del running y la lectura. Editor de elraptorblog.com. @raptoredge en Twitter.

Comentar

Escribe un comentario

Deja un comentario

Video

Subscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestros artículos.

Publicidad