Fitness

Nunca es tarde para la actividad física

Nunca es tarde para la actividad física
Aunque el paquete completo solo se consigue con actividad física durante toda la vida, comenzar a hacer ejercicio después de los 40 puede aportar beneficios similares en cuanto a prevención de mortalidad prematura.

Si todos los beneficios del ejercicio se pudieran comprimir en una píldora, sería la medicina más valiosa del mundo en la historia.

Esta frase del Dr. Mark Tarnopolsky, neurólogo de la genética metabólica de la McMaster University de Ontario, resume en pocas palabras los beneficios de la actividad física para la salud. Entre sus beneficios están tener la vitalidad de alguien 30 años más jóven, vivir más, mantener músculo en la edad adulta mayor, y evitar el deterioro de las funciones del cerebro.

Estas son razones de peso por las cuales el ejercicio no debe considerarse solamente una herramienta útil para perder peso o mantener uno saludable, sino además una que nos ayuda a mantener cuerpo y mente sanos. Con o sin una nutrición correcta.

La vida y la actividad física

Aunque dese hace mucho conocemos la conexión entre la salud y el ejercicio, hasta la fecha la mayoría de los estudios en este campo se habían llevado a cabo principalmente en personas de mediana edad, cuando los síntomas del estilo de vida que han llevado comienzan a notarse. Para bien y para mal.

Por varios de esos estudios sabemos que adoptar una vida activa en la mediana edad es especialmente beneficioso para disfrutar de una adultez mayor saludable y con menos complicaciones crónicas de las que son lamentablemente tan comunes hoy, como hipertensión, diabetes, obesidad, y en general síndrome metabólico. Inclusive para prevenir la muerte prematura por problemas cardiacos y hasta cáncer.

Sin embargo, en un nuevo estudio liderado por el Dr. Pedro Saint-Maurice de la División de Epidemiología y Genética del Cáncer del National Cancer Institute de Estados Unidos, un grupo de investigadores se dieron a la tarea de determinar los patrones de mortalidad en relación con la actividad física a través de las distintas etapas de la vida. Es decir, saber cómo influye el tiempo que le dedicamos a la actividad física a través de toda la vida.

Entre más pronto inicies, mejor

¿Qué encontró el estudio? Por un lado, nada nuevo.

De los más de 315 mil adultos de entre 50 y 70 años participantes en el estudio, los investigadores encontraron que, comparados con los participantes que fueron inactivos durante toda su vida adulta, quienes mantuvieron actividad física consistente durante todos los periodos de su vida tenían menores riesgos de mortalidad por cualquier causa, mortalidad relacionada con eventos cardiovasculares y con cáncer.

El porcentaje de disminución de riesgo de mortalidad general (por cualquier causa) fue de entre el 29% y el 36%. Así que, otra prueba más de que quienes se ejercitan viven más y mejor.

Y no tiene que ser ejercicio muy intenso. La actividad física considerada para el estudio no tenía que ser ejercicio dedicado o especialmente vigoroso, sino simplemente mantener un estilo de vida activo suficiente para considerarse en el rango recomendado de al menos 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada a la semana.

Actividad Física

Pero nunca es tarde para la actividad física

Aunque ejercitarte toda la vida es lo mejor, este estudio encontró que literalmente nunca es tarde para comenzar a tener una vida más activa, y aprovechar los beneficios para la salud. Especialmente en la mediana edad.

Según los resultados obtenidos, los adultos que fueron menos activos

durante su vida, pero incrementaron la actividad física en la mediana edad (de los 40 a los 61 años) también tuvieron menor riesgo de mortalidad por cualquier causa, por problemas cardiovasculares y por cáncer. De hecho en porcentajes similares: en general disminución de entre el 32% y el 35% de mortalidad.

Estudios más específicos como este nos muestran que el poder del ejercicio para la salud es tanto que hasta puede ayudarnos aun cuando no llevamos un estilo activo durante la primera mitad de nuestra vida.

Claro que esto no es licencia para dejar de lado toda preocupación por la salud durante las primeras décadas. Este estudio no toma en cuenta muchos otros aspectos de la salud en los que influye la actividad física, como la calidad de vida, la nutrición, la disminución del riesgo de enfermedades no mortales, niveles de energía y bienestar general.

Comienza ahora

Así que, aunque el paquete completo solo se consigue con actividad física adecuada durante toda la vida, comenzar después de los 40 reporta beneficios similares al menos en prevención de muerte prematura.

Recordemos además que este estudio no toma en cuenta el costo de ejercitarte antes o después de la mediana edad.

Pero el costo de no hacer ehercicio ya lo sabemos.

 

Referencias
Saint-Maurice, P., Coughlan, D., Kelly, S., et al. (2019). Association of Leisure Time Physical Activity Across the Adult Life Course with All-Cause and Cause-Specific Mortality. JAMA Network Open, 2(3): e190355. doi: 10.1001/jamanetworkopen.2019.0355

Nelson Razo

Periodista y blogger de divulgación científica. Estudiante de Nutrición Aplicada enfocado en temas de medicina evolutiva. Experto en branding y marketing digital que disfruta del running y la lectura. Editor de elraptorblog.com. @raptoredge en Twitter.

2 Comentarios

Escribe un comentario

Deja un comentario

Video

Subscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestros artículos.

Publicidad