Nutrición

No entendemos el etiquetado nutricional: estudio

Los consumidores no entienden las etiquetas nutrimentales
Entender el etiquetado nutricional frontal de los productos alimenticios es igual de complicado que tratar de entender la tabla nutrimental tradicional.

Como resultado de un trabajo de investigación colaborativo internacional del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) de México y universidades de Canadá, Estados Unidos y Australia, se llegó a la conclusión de que el actual etiquetado nutricional plasmado al frente de los productos alimenticios (GDA) no es más funcional que la tabla tradicional de información nutrimental (NFT).

Analizando la información obtenida de más de siete mil participantes estadounidenses y mexicanos del International Food Policy Study llevado a cabo en 2017, en el cual se distinguieron las etnicidades entre “Blanco” y “Latino o Hispano” además de los encuestados en México, con este estudio se comparó la efectividad en cuanto a nivel de comprensión y utilidad de distintos tipos de etiquetado nutricional.

Los perfiles de etiquetado evaluados fueron, además de la tabla nutricional que ya es tradicional (NFT), el etiquetado frontal basado en las recomendaciones diarias (GDA) en vigor en México, el etiquetado de advertencia (WL) implementado en algunos países latinoamericanos como Chile, el sistema de evaluación por estrellas (HSR), y el de luces de tránsito múltiples (MTL).

Etiquetado Nutricional

El consumidor sigue sin entender la información nutrimental

En teoría, el etiquetado GDA, que indica la cantidad por porción de los principales nutrientes importantes para tomar en cuenta a la hora de decidir sobre el valor nutricional de un producto, se implementó a manera de resumen de más fácil comprensión.

La idea era que las personas rápidamente conocieran el contenido de calorías, azúcares, grasas y sodio en los productos y así tomar mejores decisiones de compra y consumo para la salud, sin tener que consultar y entender la tabla completa que se encuentra en la parte posterior o lateral de los productos.

Para este mismo efecto, otros perfiles de etiquetado nutricional se han implementado en otros países; de modo que el estudio liderado por la investigadora del INSP, Claudia Nieto, comparó la opinión de los encuestados sobre los cuatro etiquetados frontales, con el objetivo de encontrar cual es el mejor comprendido tanto en Estados Unidos como en México.

El resultado fue que, en general, tanto estadounidenses anglosajones como latinos y los propios mexicanos reportaron comprender mucho mejor el etiquetado de advertencia, ya que éste resalta el nivel nutricional de los productos. Además, que el etiquetado GDA no es más utilizado que la tabla nutricional tradicional.

Necesario un nuevo etiquetado nutricional

Resultados como los de este estudio corroboran que la información que por reglamentación deben contener los productos alimenticios procesados para orientar al consumidor no son lo suficientemente efectivas, y que son necesarias constantes evaluaciones y rediseños en favor de una mejor nutrición poblacional.

En respuesta a esta necesidad, en los últimos años estudios como este se están llevando a cabo para la implementación de un rediseño del etiquetado frontal de los productos alimenticios en México.

Trabajando en conjunto, instituciones de salud, organizaciones de la academia y la sociedad civil han estado impulsando precisamente la implementación del sistema de etiquetado de advertencia, el cual ha mostrado eficiencia en los pocos países en los que ya se ha adoptado como normal oficial.

Etiquetado de Advertencia

Nueva propuesta de etiquetado

“La norma (NOM-051) se encuentra actualmente en discusión y en consulta pública para definir los aspectos importantes para garantizar que ayude a prevenir y controlar la obesidad”, explica el doctor Simón Barquera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del INSP, y uno de los autores del estudio.

Activamente promoviendo el diseño y la implementación de un nuevo etiquetado de los alimentos procesados como política pública, el Dr. Barquera asegura que uno de los aspectos más importantes es definir el perfil que se implementará para establecer dicha norma, que esté libre de conflictos de intereses, de influencia de la industria, y que se base en evidencia de investigación científica, como la que se presenta en este estudio.

Y es que, como podemos constatar por el aumento en la incidencia de condiciones crónicas relacionadas con la mala nutrición, en los países en los que se utilizan perfiles de etiquetado decididos por la industria, “se ha demostrado no ayudan a la población a tomar elecciones más saludables”, indica el Dr. Barquera.

El estudio se llevó a cabo en colaboración con la Escuela de Salud Pública y Sistemas de Salud de la Universidad de Waterloo de Canadá; el Departamento de Promoción de la Salud, Educación y Comportamiento de la Universidad de Carolina del Sur; y la Escuela de Demografías de la Universidad Nacional Australiana.

 

Referencias
Nieto, C., Jáuregui, A., Contreras, A., et al. (2019). Understanding and use of food labeling systems among Whites and Latinos in the United States and among Mexicans: Results from the International Food Policy Study, 2017. International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity, 16, 87. doi: 10.1186/s12966-019-0842-1
CINyS INSP (2019). ¿Cuál es la importancia de un etiquetado claro para México?

Nelson Razo

Periodista y blogger de divulgación científica. Estudiante de Nutrición Aplicada enfocado en temas de medicina evolutiva. Experto en branding y marketing digital que disfruta del running y la lectura. Editor de elraptorblog.com. @raptoredge en Twitter.

Comentar

Escribe un comentario

Deja un comentario

Subscríbete

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a nuestros artículos.

Publicidad